Cubiertas de Manhattan, la cara desconocida de la ciudad


Sin duda la ciudad de Nueva York es una de las más atractivas del mundo, donde sus altos rascacielos forman la que es, de seguro, la imagen más característica para quienes la visiten. Pero esta ciudad tiene mucho más un skyline prominente y alto tráfico, existe todo un mundo nuevo y que está tocando las nubes. Así es, se trata de la vida que ocurre habitando las cubiertas, escapando del calor, las multitudinarias calles, el trabajo o cualquier otro motivo.

Alex MacLean retrata esto, incluso llegando a liberar la imaginación para aquellos que aún no se han hecho cargo de este espacio al aire libre con el potencial de volver a otorgar aquel metro cuadrado construido y perdido. En su nuevo libro, Up on the Roof, da cátedra de esto, piscinas, terrazas, espacios de arte, bares, canchas de basquetbol e incluso granjas pueden situarse en la azotea de un edificio.



Cautivado por unas fotografías aéreas que tomó del Parque del Puente de Brooklyn en 2010, MacLean decidió que todo este mundo desconocido que ocurre en muchas azoteas de Nueva York debía ser registrado.
“Mientras volaba sobre el oeste de Chelsea, noté las cubiertas multiuso, las que parecían estar en todas partes. Era obvio que un cambio reciente en la cultura y en los recursos financieros han dado lugar a la construcción de estos nuevos espacios al aire libre, era como si el espíritu del High Line Park se hubiera extendido”.


Con el crecimiento, desarrollo y densificación de las ciudades, sobretodo en aquellas como las nuestras, los espacios de esparcimiento son esenciales para equilibrar el diario vivir. Sin duda, en estas ciudades, el desarrollo de la quinta fachada es un tema que debería comenzar a avanzar.
Habitable o no, es un espacio que no podemos negar, está, existe, y sólo depende de nuestro ingenio y poder de organización para poder rescatar algo que ya es nuestro.





Vía FastCo.Design, alexmaclean.com