Reforma integral de piso



Una vivienda siempre es mejorable. Se dice que cuando hay dinero es muy fácil cambiarlo todo. Sin embargo, con un poco de imaginación se pueden hacer reformas con escasa o ninguna obra, consiguiendo mejoras considerables desde el punto de vista estético y funcional de la vivienda. Para nosotros todo proyecto y más concretamente cuando se trata de una reforma interior en un espacio ya edificado y limitado, representa una profunda reforma técnica y económica de la vivienda, la racionalización de todos los procesos vitales que se suman en el concepto de "habitar".





Este es el resultado, una reforma integral de la vivienda, el cual se ha ajustado el diseño a un presupuesto económico sin perder calidad.

Antes de comenzar el proyecto de reforma de este piso, el cliente nos dejó claro una condición inamovible, teníamos que hacer frente a la misma ajustándonos al presupuesto del que disponían, como se puede imaginar en este caso, el presupuesto que había era muy ajustado y la obra que había que realizar implicaba un cambio general tanto de las instalaciones como de los acabados de la vivienda.

Una tarea nada sencilla y que sin embargo logramos llevar a buen puerto gracias a un exhaustivo control de cada una de las partidas a realizar dentro del presupuesto, desde las demoliciones hasta el mobiliario a instalar. Y desde luego consiguiendo una estética final acorde a lo que el cliente deseaba.